AVISO IMPORTANTE

Las informaciones contenidas en este blog pueden desentrañar importantes aspectos del argumento, incluso del final de la película o novela en cuestión.

viernes, 20 de marzo de 2009

Paycheck

Saber que algo va a pasar...
¿nos puede ayudar a evitarlo o nos lleva a ello con más fuerza?.



Tenía Paycheck en mi pila de películas pendientes de ver, que es casi tan grande como mi pila de libros pendientes de leer, pero no tan preocupante. Evidentemente se tarda menos en ver una película que en leer un libro.

Bien, no recordaba de qué iba, ya sabéis que a veces lo prefiero, así empiezo a verla sin ideas preconcebidas, pero el caso es que había llegado el tiempo de comprobar por qué esta película estaba en el montón.

Michael Jennings (Ben Affleck), un ingeniero informático brillante realiza trabajos por encargo para distintas empresas, pero le ponen una condición, después de acabar y como medida de seguridad le borran la memoria del tiempo ha tardado en hacerlo, normalmente dos meses, pues más sería peligroso.

Un día un Rethrick (Aaron Eckhart), un amigo suyo, le propone algo más ambicioso. Le darán un cheque de un mínimo de ocho cifras, en dólares, por la realización de un trabajo durante tres años. Jennings se muestra reticente, pero al enterarse de que Rachel (Uma Thurman), una chica que le ha interesado mucho, trabaja también para
Rethrick, accede a las condiciones que se le ofrecen, incluido el novedoso método de borrado de memoria que por primera vez abarcará esos tres años.

Cuando el informático “despierta” de su productivo letargo descubre que ha renunciado a su paga de noventa millones de dólares a cambio de una absurda lista de efectos personales, que para colmo asegura que no son suyos. No sabe por qué lo ha hecho, pero también descubre que está acusado de traición y que le persigue el FBI. No sabe en qué ha estado trabajando estos años y los que podrían explicárselo no dan la cara. Decide huir y se da cuenta que esos curiosos efectos personales son algo que él se ha dejado para que le sirva de ayuda y cada uno tendrá su utilidad en el momento preciso. Jennings acaba de descubrir que su trabajo le permitía ver el futuro y quizás eso le ayude a salir del lío en el que está metido, aunque ahora no sabe cómo.


Trailer de Paycheck in English


Bien, este es el argumento que más o menos nos cuentan en el trailer y no te voy a contar nada más por si también quieres ver tú la película.

La historia me recordó bastante a “Desafío Total” y luego me enteré que también está basada en una historia de Philip K. Dick, la homónima “Paycheck (La Paga)”, que no he leído, pero que me da la impresión que tendrá poco que ver con la adaptación cinematográfica, como las anteriores que conozco del mismo autor, Blade Runner incluida.

Con esta base y con un director con experiencia en este género como es John Woo, no me sorprende que le haya salido una película entretenida y a mi juicio bastante recomendable. El argumento, aunque se te hace conocido, es interesante y ameno. Tiene buenos efectos especiales, aunque no son lo fundamental en la película. Y también bastante acción, aunque no tanta como si la hubiese protagonizado Schwarzenegger.

Quitando las escenas de acción, que no sé si están en la historia original, me interesaron dos aspectos. Uno que quizás pase un tanto desapercibido en medio de la parafernalia tecnológica. Me refiero al mecanismo de borrar los recuerdos, localizando los enlaces neuronales adecuados y destruyéndolos. Imagino que el sistema conllevará un cierto desgaste físico y que no podrá repetirse demasiadas veces, aunque eso no lo comentan.



La otra cuestión es la posibilidad de intervenir en el presente para alterar el futuro. Este aspecto, como los que implican viajes en el tiempo, te deja pensando en si la historia cuadra del todo o no. “¿Si sabía lo que iba a pasar por qué hizo esto y no lo otro?” y cosas parecidas. En principio no encontré ninguna incoherencia, pero es cuestión de seguir buscando.

Lo que sí me sorprendió sin embargo fue comprobar que la película por lo general ha tenido críticas bastante malas. Sinceramente creo que no es para tanto y tengo la impresión de que estas críticas proceden de gente que no le gusta la ciencia ficción o que no se para a pensar en la posibilidad científica del argumento.

Siempre he dicho que una historia no es ciencia ficción por transcurrir en el futuro o por haber viajes espaciales en ella. Para mí ciencia ficción es algo que implica imaginar una posibilidad científica, inviable actualmente pero que tenga visos de realidad en un futuro más o menos próximo. Así 2001, Stargate, 12 monos, Blade Runner o Matrix entre otras, son estupendas películas de ciencia ficción. Y otras que pasan por serlo, según mi opinión no lo son. La Guerra de las Galaxias es una historia de piratas en la que se cambian el mar y los barcos a vela por el espacio y las naves (las espadas continúan). Alien es una película de terror en la que la bestia en lugar de ir eliminando a los habitantes de un castillo tenebroso, se va cargando a los tripulantes de una nave espacial, igualmente tenebrosa. Son dos ejemplos de películas que me encantan pero que me resisto a calificar de ciencia ficción.

Paycheck es una película bastante menos pretenciosa, pero sí es de ciencia ficción. Quizás se hubiese podido hacer mejor, pero pasas un rato agradable y te proporciona el pequeño placer de ir adivinando a tiempo para qué sirve cada objeto y qué pasará a continuación, que también es divertido ¿no?.

Saludos,



Related Posts with Thumbnails