AVISO IMPORTANTE

Las informaciones contenidas en este blog pueden desentrañar importantes aspectos del argumento, incluso del final de la película o novela en cuestión.

martes, 20 de enero de 2009

¿¡Y tú qu3 (S)@Be$!? (misticismo cuántico)

Merece la pena verlo, pero si aun no lo has visto no te hagas demasiadas ilusiones. ¿¡Y tú que sabes?! Es un interesante documental que tiene el mérito de poner en tela de juicio nuestras creencias básicas sobre casi todo.

• realidad física
• percepción temporal
• emociones
• religión y espiritualidad
• adicciones
• etc.


Es una reflexión mística sobre el poder de la mente, la física cuántica y la relación entre ambos.

Intervienen varios científicos que dan veracidad a un planteamiento sorprendente. Como fondo y nexo de unión a estas entrevistas vemos la historia de Amanda, una fotógrafa interpretada por Marlee Matlin, la protagonista de Hijos de un dios menor, que se va sorprendiendo de la realidad que está viviendo al hilo de lo que nos van contando.

El espectador, de manera similar a Amanda, se va preguntando qué es verdad en lo que va viendo y qué es verdad sólo a medias, porque en el documental hay algunos puntos flacos, por ejemplo el lío que se hacen al explicar lo de los péptidos y los receptores. Así que por lo pueda ocurrir acabas catalogando el documental de pseudocientífico o parapsicológico, digno de aparecer en el “Cuarto Milenio” de Iker Jiménez. Más aún si analizamos las declaraciones de Judith Darlene Hampton, maestro espiritual de la Escuela de la Iluminación, conocida como Ramtha.

“Con la Iglesia hemos topado amigo Sancho”, bueno con otra “iglesia”, pero ésta del estilo místico y sectario norteamericano.

¡Qué sencillo sería el mundo si los místicos dejasen de explicárnoslo!. Porque es cierto que en el universo y en nuestra mente hay muchísimas cosas que desconocemos y a medida que la ciencia avanza cada vez se nos van planteando nuevos interrogantes.

Tradicionalmente la religión ha proporcionado consuelo a nuestras ansias de saber y ha tranquilizado nuestra conciencia. Hemos aceptado sus inconsistencias porque creer en algo es útil y tremendamente práctico (eficacia y eficiencia combinadas). ¡Que bien se manejan las masas manipulando sus creencias!.

Es evidente que nos podemos revelar contra este planteamiento y dejar que la ciencia vaya pacientemente desvelando los enigmas que hasta ahora nos han llevado a la religión. Pero a mi juicio hay que ser cuidadoso. No hemos de pretender que la ciencia se convierta en una nueva religión, pues no estaremos resolviendo nada, simplemente cambiaremos de dios.

En fin, te recomiendo que veas el documental para que saques tú mismo tus propias conclusiones. Y si te gusta quizás también quieras ver la versión extendida, que se llama “Dentro de la madriguera


Confiemos en que el método científico vaya resolviendo todos los enigmas que nos envuelven y si el proceso es lento no hay que ser impaciente, siempre podremos ir anticipando soluciones, siempre nos queda la ciencia ficción.

Saludos.

Related Posts with Thumbnails