AVISO IMPORTANTE

Las informaciones contenidas en este blog pueden desentrañar importantes aspectos del argumento, incluso del final de la película o novela en cuestión.

miércoles, 7 de enero de 2009

El truco final: El prestigio (magia de ciencia ficción)

Quizás te sorprenda encontrar en este espacio un comentario sobre “El truco final. El prestigio” un thriller de misterio y magia ambientado en el Londres de finales del siglo XIX, pero es que en definitiva la trama de la película consiste en hacer magia utilizando un artefacto de ciencia ficción. De hecho estuvo nominada en 2007 en los premios Saturno, como mejor película de este género. Además, como dice la Tercera Ley de Clarke: "Toda tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia". Y en esta película magia y ciencia ficción están tremendamente entrelazadas.


Entonces, situados ya en época y contexto, tal como dijo Jack el destripador “vayamos por partes”.

Se trata de una interesante historia basada en la novela “El Prestigio” de Christopher Priest (autor también de “eXistenZ”), que nos narra la rivalidad de dos magos, Robert Angier (Hugh Jackman) y Alfred Borden (Christian Bale), enfrentados en lo personal y en lo profesional. Cada uno en su estilo busca conseguir el triunfo y para ello, además de esmerarse en conseguir el truco perfecto, se esfuerzan en desprestigiar al otro. En su desesperada búsqueda Angier decide recurrir a Nikola Tesla, que ya tiene cierto renombre por sus experimentos con la electricidad. El polifacético inventor austrohúngaro (curiosamente interpretado por David Bowie) le acaba proporcionando una máquina fantástica que le puede ayudar a conseguir el éxito ansiado, pero que manejada con la obsesiva idea de perjudicar a Borden, sólo le proporciona desgracias. Si has visto la película ya sabrás por qué y si no, pues te dejo que lo descubras tú cuando la veas. Uno de los encantos de esta intrigante película es ver cómo termina e intentar adivinar el final.



Sin desvelarte nada he de decir que a mí el final, aunque imaginativo, me pareció bastante forzado… muy forzado. Por una parte te explica por qué Sarah Borden (Rebecca Hall) estaba tan despistada respecto a las reacciones de su marido, aunque yo sigo pensando que la explicación no es creíble.


Por otra parte te das cuenta del tremendísimo sacrificio que ha tenido que hacer Angier para vengarse de su rival. Y si lo suyo no me parecía creíble esto lo es mucho menos. Puestos a financiar a Tesla para que te hiciese una maquinita, ya podías haberle pedido que funcionase mejor o que por lo menos no perdieses tanto cada vez que la pones en marcha. Creo que para conseguir un gran efecto dramático se ha jugado con la credibilidad, si no con la tecnológica, sí con la psicológica.


De manera similar a lo que hicieron en “Memento”, Christopher Nolan y su hermano Jonathan, juegan con la secuencia temporal del guión mezclando imágenes de presente y pasado, lo que te despista un poco hasta que te das cuenta de la estrategia narrativa.

El reparto de la película es excelente y creo que muy bien elegido. A Hugh Jackman le van los papeles dramáticos (recordad su interpretación de “Lobezno” en X-Men) y a Christian Bale también, además ya ha trabajado otras veces con Nolan, ya que ha interpretado a Batman en “El caballero oscuro” y “Batman begins”.

Tener a Michael Caine entre los actores siempre da “prestigio”. Rebecca Hall y Scarlett Johansson también destacan por su interpretación. Todos ellos han merecido diversas nominaciones en premios cinematográficos. Particularmente me gustan las apariciones de David Bowie interpretando a un hierático Nikola Tesla, no sé si intencionadamente o que el cantante británico es así de “seco”.



La aparición del personaje del inventor le da a la película un exótico toque científico, ya que su figura está aún rodeada de un halo de misterio. En el argumento del film podemos encontrar un paralelismo, no sé si intencionado, entre la rivalidad de los dos magos y la que experimentaron el propio Tesla y Edison que trabajaron juntos una temporada pero que después se separaron irreconciliablemente por sus diferentes convencimientos tecnológicos. Tesla defendiendo las ventajas de la corriente alterna y Edison de la continua, comenzando así la llamada “Guerra de las corrientes”.

Además al enigmático Tesla se le atribuyen toda una serie de mitos tecnológicos, desde la posibilidad de generar energía eléctrica de manera inagotable, que se podría conducir a cualquier parte del mundo sin cables, utilizando la ionosfera. Hasta el hecho de que la explosión de Tunguska fuese debida a un experimento suyo.

Todo ello hace que el inventor sea frecuentemente citado en libros, películas y videojuegos en los que se especula con los misterios científicos y que por ejemplo un grupo musical californiano haya tomado su nombre reivindicando su figura en las canciones que compone.

En definitiva, mi impresión personal es que es una muy buena e interesante película, con un argumento que te atrae desde el principio, pero que genera unas expectativas que el final no cumple, lo que no obsta para que sea una película que merece ver, así que pulsa aquí si quieres que te avisen cuando la pongan por televisión.

Saludos.

1 comentario:

sofia martínez dijo...

¡Es genial! “El Truco Final” nos oferta una serie de actividades de extrema competición profesional con ánimo de venganza familiar y tono de misterio, por cierto me recuerda a “El Hipnotizador” la nueva serie de HBO, tiene temática similar. En fin, la película tiene una historia entretenida en primera instancia, con diálogos rimbombantes y conjeturas rebuscadas nuestro director ejecuta una obra en fragmentos estilo puzzle pero sin llegar a los extremos, con una cuidadosa fotografía, escenarios planeados con la delicadeza de un gran artífice, maquillaje certero y fidedigno, es obvio que toda la producción se esfuerza por sacar la obra a flote sin el desventajoso desinterés del arrebato, sino con la intención de delicadeza, suspense y tensión, para los amantes de la taquicardia cuya percepción inspecciona hasta al más mínimo detalle, el cual será crucial en la película. Las virtudes de la cinta son evidentes, el guión es una obra escapista/ilusionista con el simple propósito de engañar al espectador y hacerlo sentir diversas emociones; la dirección de actores es exquisita.

Related Posts with Thumbnails