AVISO IMPORTANTE

Las informaciones contenidas en este blog pueden desentrañar importantes aspectos del argumento, incluso del final de la película o novela en cuestión.

lunes, 8 de septiembre de 2008

El día del fin del mundo o ¡Manda Hadrones!

Que sensacionalistas son algunos periodistas, casi me habían preocupado con el anuncio de que el 10 de septiembre se acabaría el mundo. Ya pensaba yo que me quedaría sin saber la respuesta a las tres grandes preguntas del momento:

- ¿Será capaz Zapatero de hacer frente a la crisis? (¿qué crisis?).
- ¿Ganará Obama o lo hará McCain?.
- ¿Cómo terminará Perdidos?.

Al final todo será un "bluf", pero después de haber leído en “Ángeles y Demonios”, del inefable Dan Brown, cómo los científicos del CERN eran capaces de poner en peligro la humanidad al fabricar un frasquito de antimateria, que luego van y les roban tontamente, ya me creía todo lo que me contasen de esos irresponsables.

Y ya me diréis si no es para asustarse o no, pero es que la noticia del diario ADN se las trae: “Dos científicos denunciaron ante un tribunal de Hawai las actividades del mega acelerador de partículas Large Hadron Collider (del CERN) porque dicen que puede acabar con la humanidad”.

Os parecerá una tontería pero lo primero que me pregunté es por qué en Hawai. ¿Por qué se meten dos pacíficos hawaianos en semejantes berenjenales?. ¿O serán Jeffrey Abrams y Damon Lindelof, los guionistas de Perdidos, que están por esas tierras, tanteando ideas nuevas para la serie?. Pero no, uno de los científicos es el español Luis Sancho. Más miedo aún. Este se ha ido allí porque es lo más lejos que ha encontrado de Suiza.

Sigo leyendo la noticia: Su teoría expone dos riesgos fundamentales: cuando el LHC entre en funcionamiento -después de varios aplazamientos, el CERN anunció el 7 de agosto que el arranque se producirá el 10 de septiembre de 2008-, podría crear un agujero negro que literalmente se tragara al planeta y podría originar una "materia extraña" que convertiría la tierra en una estrella de neutrones sin vida tal y como la conocemos. Según Wagner (el otro científico) y Sancho, la combinación de ambos peligros genera una probabilidad del 75% de que el LHC acabe con la Tierra. O, cómo explicó Sancho a la justicia estadounidense, "el CERN quiere que juguemos a la ruleta rusa con dos balas".

¡75% de probabilidad de que el LHC acabe con la Tierra!. ¡Palmamos seguro!. Ya sabía yo que tanto Omega3, tanto bífidus y tanta historia no podía ser bueno. Y ahora los suizos nos amenazan con el LHC, que me suena a hidrolizado de L casei inmunitas o algo así. ¿Se lo echaran al queso? Lo digo por lo de los agujeros.

Me imaginaba yo que desde que los japoneses se habían dedicado a fabricar relojes, los suizos deberían estar tramando algo para hacerse con el mercado otra vez, pero jolín, una cosa es renovar la industria y otra cargarse el mundo.

En fin, recordad lo que os contaba al principio, no se puede hacer caso de la prensa sensacionalista. Resulta que los “hadrones” ni son bífidus, ni porcelana china. Son partículas subatómicas que van a hacer chocar en el inmenso acelerador que está bajo tierra, en la frontera de Suiza y Francia.


Ver mapa más grande

El miércoles 10 de septiembre pondrán un haz en marcha. Si todo va bien, meses después pondrán otro pero en sentido contrario, y si la cosa sigue el ritmo previsto, meses más tarde, allá por el 2010, harán chocar los dos haces.

Por decirlo simplemente, lo que se proponen con semejante experimento (escucha, escucha) es recrear las condiciones que hubo en el Big Bang y poder estudiar qué pasó. Interesante es, riesgo parece que tiene, aunque aseguran que controlado. De hecho dicen que "no pasará nada que no haya pasado ya". Lo que no sé es si con eso quieren decir que ya han pasado cosas que no nos han contado (¡que peligro!) o se están refiriendo directamente al Big Bang y en el 2010 todo explota, implota o vete tú a saber qué. Según la "Ecuación de Valenzetti" a las navidades del 2012 no llegamos, así que por ahí, por ahí va la cosa.

El consuelo que me queda es que para entonces las tres grandes preguntas que proponía antes ya estarán resueltas (espero) y que de toda esta historia seguro que alguien hace una película de ciencia ficción… o quizás no tan ficción.

Por mi parte, a mí se me ocurre una idea para el guión:

Si el experimento lo montásemos nosotros, los haces no chocaban ni queriendo, ni se rozaban vamos. Pero si lo hacen los suizos chocan de todas todas y se les forma un big bang divino, pequeñito pero con todas sus partículitas y demás. Y seguro que ese big bangcito da lugar a un universo, más reducidito que el que originó el de verdad, pero también muy chulo.

Como los científicos del CERN no saben bien qué hacer con "eso", lo ponen en otro frasquito igual que hicieron con la antimateria que crearon hace unos años, que es mentira que se lo robasen. Lo dejan en un almacén y se olvidan un poco del tema, vamos, lo mismito que uno que yo me sé, que todo ilusionado creó un universo en seis días, al séptimo se puso a descansar y desde entonces no ha dado un palo al agua.

¡Vaya teoría cosmológica que me ha salido!. Si a alguien le gusta la idea que me lo diga y por una pequeña parte de los derechos de autor llegamos a un acuerdo. Total de aquí al 2010 tampoco me da tiempo de gastar mucho.

Fuera de bromas, si queréis ver más cosas interesantes sobre el CERN mira este documental del canal Odisea titulado "El experimento de los seis mil millones de dólares", o este otro del canal Historia que se llama "LHC, El próximo Big Bang".

Saludos.

2 comentarios:

Tomeu O dijo...

Enhorabuena por el blog. Oye, ¿Por qué los rumores de destrucción inminente del planeta siempre coinciden con períodos de recesión económica? Que yo recuerde, hemos superado el fin del mundo de 1982 (tras la 1ª crisis del petróleo), el de 1991 (2ª crisis del petróleo), y el del milenarismo (año 2000). Ahora toca lo del acelerador, pero el futuro es prometedor: la crisis (perdón, desaceleración) favorecerá todo tipo de elucubraciones. ¡Ah! Y el largo de la falda también cambiará. Lo dicen los expertos.

Julio dijo...

Muchas gracias Tomeu. Muy acertado tu comentario y me alegra que me hagas esa pregunta :-))) Bueno, igual el problema es que en época de crisis hay menos alegría y cuando se está más tristón uno hasta tiene ganas de ver el fin de las cosas. Fíjate, incluso lo de las faldas largas está relacionado con la falta de alegría ;-) Lo que sí es cierto es que, si se está atento, a las noticias que vendrán proximamente se les podrá sacar mucho jugo. En fin, de momento se está acabando el día 10 y aún estamos vivos, algo es algo.

Related Posts with Thumbnails